viernes, 18 de julio de 2014

Aprendí

Este cuerpo que cargo, lienzo del universo. sinfonía de pinceladas, y rumores de otros. soy la respuesta a tu intención, soy lo que tengo que hacer y lo acepto. lo  cargo como una princesa de arcilla, reconociendo la caducidad de mi belleza, por primera vez. me rio, danzo, la comparto. hago una ronda con los reflejos que me siguen a todos lados, ustedes, los otros, los heraldos de mi destino. el juego, es reconocerme allá, en sus historias, en los recovecos de sus laberintos, en lo particular de Dios, jugando al individuo. y en ese fundirme.. la vida se amplia.. la vida  es horizonte y la muerte, es sólo un movimiento más, un cambio de velocidad. y cada parpadeo que doy, es un batir de alas en el aula del amor, es una inversión de corazón, es un estallido de sangre, y es la  confianza de derramarla como el abono de la procesión interminable, es la fe, es la esperanza, es la creación con tu dirección. Ahora aprendiste a darle alas al alma, anestesiar a la razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario